Guido Bellido Informó sobre un nuevo bono de 350 soles


Proporcionar un vale o ayuda económica a familias pobres o vulnerables tendría un impacto significativo en esta población y crearía una huella financiera relevante pero manejable, dijo Carolina Trivelli, ahora investigadora principal del Instituto de Estudios Peruanos (IEP).

"Tenemos una estimación de pobreza del 30% de la población a fines de 2020, lo que corresponde a alrededor de 10 millones de personas o tres millones de hogares. Efectos fiscales relevantes pero manejables", dice el investigador.


Señaló que dado el tema fiscal y la recuperación en curso en diferentes áreas del país, brindar ayuda financiera a estas personas podría ser algún tipo de enfoque focalizado y no genérico.


Ayer, el presidente del Consejo de Ministros, Guido Bellido, informó que se estaba preparando un bono para personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad y que necesitan ayuda económica por la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19.


“Se entrega un bono de 350 soles a unos 13 millones de personas. El subsidio será individual y no por familia ya que no ha sido efectivo brindar el mismo beneficio a un hogar de tres u ocho personas. Uno de los criterios evaluados sería ganar menos de 3,500 soles mensuales ”, dijo Carolina Trivelli.


Cabe señalar que en su mensaje a la nación el 28 de julio, el presidente de la República, Pedro Castillo, anunció la prestación de asistencia financiera directa a cada una de las familias en riesgo de la pandemia Covid-19 como parte de las medidas que utilizará su Gobierno. para reactivar la economía.


A continuación, Trivelli consideró que esta ayuda económica debería beneficiar principalmente a las personas que viven en la pobreza y la pobreza extrema, pero también a las poblaciones que sufren la nueva pandemia de coronavirus, como los jefes de hogar en situaciones de vulnerabilidad y y pobreza extrema, pero también a grupos poblacionales que sufrieron por la pandemia del nuevo coronavirus, como las mujeres jefas de hogares en situación vulnerable e incluso a las que no están por debajo de la línea de la pobreza.


Muchas de estas mujeres jefas de hogares en las condiciones antes mencionadas perdieron sus empleos porque trabajaban en lo sectores de servicios o vieron reducidos sus ingresos, entre otros motivos, manifestó. "A ellas se les debería dar un bono", agregó.


"También se debe identificar a otros grupos (perjudicados por la pandemia) para que puedan paliar su situación, brindarles un respiro para reactivar sus fuentes generadoras de ingresos o sus actividades económicas y no tengan que esperar un siguiente bono".



Banco

En otro momento, indicó que la mayoría de los peruanos que viven en situación de vulnerabilidad tienen cuentas en el sistema financiero.


"Por ejemplo, los beneficiarios de los programas Juntos y Pensión 65 tienen sus cuentas para recibir pagos o transferencias del estado. Saben usarlas (las cuentas) y relacionarse con el sistema financiero", dijo el especialista del Instituto de Estudios Peruanos.


Trivelli dijo que espera que las cuentas de DNI se activen pronto, ya que esto ayudaría a más peruanos a tener una cuenta digital simple y les facilitaría el cobro de los bonos.


La oportunidad que abre un proceso de mayor inclusión financiera, utilizando cuentas DNI u otros mecanismos, es relevante porque conecta a las personas con el sistema financiero, permite a las personas vulnerables avanzar en este momento e incluso administrar mejor sus recursos y tener un mayor desarrollo. alternativa, dijo.


La inclusión financiera ayuda, pero el desafío ahora es lograr cómo surge este proceso bancario con bajos costos para las personas, entre otros, agregó.


Explicó que el uso de los recursos correspondientes a las transferencias monetarias de los programas sociales apunta a alimentación, salud y educación.


Destacan por su regularidad y previsibilidad en la entrega de recursos monetarios. Permite a los destinatarios iniciar negocios o ahorrar, concluyó. (Andesbyrån)

Publicar un comentario

0 Comentarios